Economía Circular, compromiso social

Fuente: RECC
Fuente Imagen: RECC

El nuevo paradigma social, medioambiental y económico que representa la Economía Circular sirvió ayer como punto de encuentro para más de 200 administraciones públicas, de toda Europa, en Sevilla. La ciudad hispalense se convirtió por un día en el epicentro europeo de la Economía Circular gracias a la Jornada “Economía Circular: el Compromiso de las Ciudades” organizada por la Federación Española de Municipios y Provincias, el Ayuntamiento de Sevilla y ECOEMBES.

El acto tuvo su punto culmen con la Declaración de Sevilla como ciudad por una Economía Circular, documento al que se adhirieron otras 50 ciudades de todo el territorio nacional, en una clara muestra de que las administraciones públicas europeas comienzan a focalizar sus esfuerzos en medidas que favorezcan la implantación de Economía Circular en el devenir de sus días, cumpliendo así con el Paquete de Medidas sobre Economía Circular de la Unión Europea y que entra dentro de los compromisos en materia medioambiental europea para 2030, firmado en la Cumbre de París.

La colaboración público-privada es esencial para el cumplimento de este tipo de compromisos y cada vez son más los ayuntamientos, a través de la Red Española de Ciudades por el Clima (RECC), y las empresas que se unen a esta iniciativa de realizar prácticas ecoeficientes y tener un consumo más racional en sus procedimientos.

Gracias a la Economía Circular el valor de los productos y materiales se mantiene durante el mayor tiempo posible, ayudando a reducir el uso de recursos el mínimo y conservarlos dentro de la economía cuando un producto ha llegado al final de su vida útil, con la intención de reutilizarlos repetidamente y seguir creando valor. Este nuevo paradigma establece un programa de acción concreto y ambicioso, con medidas a cumplir por cada uno de los eslabones de la cadena de valor, desde la producción hasta el consumo, favoreciendo a la remanufactura, el manejo de desechos y la devolución de materias primas secundarias a la economía.

Las medidas adoptadas en torno a la Economía Circular se vinculan estrechamente con las prioridades de la Unión Europea, como son el empleo, el crecimiento, la agenda de inversiones, el clima, la energía, la agenda social, la innovación industrial y los esfuerzos mundiales para garantizar el desarrollo sostenible.

Nuevo Reglamento para Gases Fluorados

TESTEl Real Decreto 115/2017, de 17 de febrero, por el que se regula la comercialización y manipulación de gases fluorados y equipos basados en los mismos, así como la certificación de los profesionales que los utilizan y por el que se establecen los requisitos técnicos para las instalaciones que desarrollen actividades que emitan gases fluorados, introduce una serie de disposiciones necesarias para adaptarse a lo dispuesto en el Reglamento Europeo 517/2014 sobre este tipo de gases. Entre ellas destacan:

-La previsión de que el certificado de manipulación de gases fluorados en equipos de refrigeración y equipos de protección contra incendios tenga a partir de ahora validez para las actividades de desmontaje de los equipos.

-La regulación de los requisitos de control de las plantas industriales que desarrollen actividades que emitan gases fluorados, suponiendo una modificación del catálogo de Actividades Potencialmente Contaminadoras de la  Atmósfera RD 100/2011.

En relación al etiquetado, los equipos  de refrigeración o climatización con sistemas frigoríficos con gases fluorados de agotamiento de la capa de ozono como refrigerantes deberán llevar colocada una etiqueta, con la información detallada en el artículo 10 de dicho RD 115/2017, y en aquellos equipos que no dispongan de ella se deberá colocar un etiquetado por empresas habilitadas en el momento de realizar alguna intervención. Estableciéndose una serie de criterios redactados en el RD 517/2014, en función de:

Información

a) Información de que el producto o aparato contiene gases fluorados de efecto invernadero o de que su funcionamiento depende de ellos.

b) La designación industrial aceptada de los gases fluorados de efecto invernadero o, si no se dispone de tal designación, la denominación química de los mismos.

c) La cantidad de gases fluorados de efecto invernadero incluidos en el producto o aparato, expresada en peso y en equivalente de CO2, o la cantidad de gases fluorados de efecto invernadero para la cual haya sido diseñado el aparato, y el potencial de calentamiento atmosférico de esos gases. Este apartado comenzó a tener vigencia a partir del 1 de enero de 2017.

Control

a) Referencia a que los gases fluorados de efecto invernadero están contenidos en un aparato sellado herméticamente

b) Referencia a que la aparamenta eléctrica presenta un índice de fugas, determinado mediante ensayo, inferior a un 0,1 % al año, según lo indicado en la especificación técnica del fabricante.

Colocación

La etiqueta se deberá colocar en una de las siguientes opciones y tendrá que ser claramente legible e indeleble:

a) Junto a los orificios de salida para recarga o recuperación de los gases fluorados de efecto invernadero.

b) Sobre la parte de los productos o aparatos que contenga los gases fluorados de efecto invernadero.

Idioma

La etiqueta estará escrita en las lenguas oficiales del Estado miembro en que vaya a comercializarse el producto o aparato.

Por lo tanto, para el etiquetado de los equipos, periodicidad de control de fugas,  instalación de sistemas de detección (>500 Tn co2), certificación etc., este Real Decreto es análogo y refuerza  al Reglamento Europeo 517/2014 de gases fluorados y al mismo tiempo deroga el RD 795/2010, de 16 de junio, por el que se regula la comercialización y manipulación de gases fluorados y equipos basados en los mismos, así como la certificación de los profesionales que los utilizan.